jueves, septiembre 20, 2007

Piano





Llego la hora de descubrir un piano electronico, pero uno de esos de verdad. Se acabaron esos de juguete que terminas agarrando y tirando al suelo. Este es un teclado que yo cuando era chica tocaba feliz. Tiene varias historias, ha ido de alla para aca. Ahora es tu turno para que lo disfrutes. Al tocarlo te pones en concentración maxima, tu carita feliz ante inmenso descubrimiento es contagiosa, y tu mano izquierda logra más soltura sobre las teclas. Lindo mi niño....

2 comentarios:

Da y Fa dijo...

Hermoso tu niño!
El piano es un buen estímulo y parece que lo disfruta mucho! jajaja!
Buenísimo!
Los conocí a través de "mamá terapeuta" y aunque los he visitado antes, es la primera vez que les dejo un comentario.
Hasta pronto!
Saludos desde Argentina!
Fa

Pilifo dijo...

Gracias por tu comemtario y saludos... que bueno recibir tu visita ..si, el piano lo disfruta mucho, es un gran estimulo.
saludos

Pilar