jueves, febrero 19, 2009

Removiendo recuerdos

La noticia del accidente de Emma en la piscina me ha tocado demasiado. Lejos de ser algo parecido a la causa de la parálisis de Bruno, que tuvo una hemorragia cerebral aparentemente "in utero", es inevitable sentir una gran empatía con los padres de la pequeñita. Hay muchas cosas que se me han venido a mi cabeza por estos días, muchos recuerdos dolorosos, como nuestra inocente manera de recibir y entender la situación cuando los medicos nos dijeron que finalmente se habia llegado al origen de lo que causaba en Bruno las apneas a las horas de nacido: una hemorragia intraventricular grado II. Luego la pregunta que da terror formular "...y que significa eso a futuro??". Y luego la temible respuesta de la doctora "...es dificil saber, habrá que esperar un par de meses y hacer una resonancia...".

Cuando Bruno fue dado de alta, a los 21 días de nacido, una parte nuestra estaba tan feliz...pero muy en lo profundo una intranquilidad e incertidumbre, negación...sin dimensionar lo que estaba por venir. En apariencia, Bruno era otro bebé mas, con algunos detalles muy poco notorios en un comienzo. A los 2 meses, la resonacia y su cruel diagnostico: leucomalacia periventricular. Desde ahi, imposible esperar a la consulta del dia posterior...por lo que google se encargó de mostrarme la punta del iceberg. Ese podria llamarse el día cero, bienvenida realidad!!!

Me pregunto entonces, los padres de Emma dentro del caos y el shock emocional que estan viviendo hoy, ¿podran ver de alguna manera lo que posiblemente (y ojalá me equivoque) pueda suceder de aqui en adelante? Esta claro que aunque te lo cuenten, hay que vivir el proceso...y el aceptar y entender la realidad no es algo inmediato, si es que de alguna manera algo asi puede llegar a aceptarse 100%. Por mi parte, puedo decir que yo demoré un año tras el nacimiento de Bruno en entender en lo que estabamos.

Surgen cosas dolorosas como pensar en la posibilidad de que Emma, como tantos otros niños anonimos , ya no se levante de esa camita, que ya no tenga la misma mirada, ni voz. ¿Y que pasará cuando lo sucedido ya no sea noticia en los medios, ya no esten rodeados de gente y de bulla, y ya de vuelta en la casa en la soledad empiecen las preguntas, tal vez el camino de la rehabilitación, descubrir este mundo doloroso en un principio pero tan esperanzador y maravilloso. Todo se detiene, el mundo en un comienzo seguirá girando alla afuera, como un mundo paralelo y distante.

Tal vez la vida de los padres de Emma cambie para siempre, y tengan tambien su dia cero...el tiempo lo dirá. Asi cambió nuestra vida...ya vivimos el duelo y enterramos al ideal de hijo que no tuvimos el 19 de agosto del año 2004. Dejamos atras la discapacidad, y renació entre nosotros un Bruno maravilloso que nos hace inmensamente felices con sus logros, con sus ataques de risa y mal genio, con sus exigencias, con el sonido tranquilo de su respiración al dormir, con su olorcito rico, su particular manera de acariciar mis pestañas una a una con sus dedos, con sus exquisitos abrazos. Niño sol....

5 comentarios:

Claudia Patricia dijo...

El dia cero de cada uno de nosotros es tremendo, yo dure con la idea vaga poco tiempo, luego se consolido en mi mente y me asusto mucho tiempo, por lo que no disfrute de Mari en su primer añito de vida. Aun me tamabaleo a veces, pero disfruto mucho de ella y sus logros, ojala aquella familia encuentre otros pares que los ayuden y sostengan.

Mamá de Naranjito dijo...

Huy yo creo que a muchos se nos ha movido el piso con esto, y ha traido a nosotros recuerdos durísimos, es terrible no saber a que nos enfrentaremos, pero tambien es hermoso disfrutar de lo pequeños logros que para nosotros son GRANDES logros, mientras otras personas no tienen la capacidad de siquiera darse cuenta que estan ahí y disfrutar la vida a concho, pues en un instante todo puede cambiar...
Saludos.
Irene

Fabi dijo...

Hace días que a raiz del blog "Vivencias del Sme de West de Mireia Ruiz" (http://vivienciasindromedewest.blogspot.com/) recuerdo los comienzos junto a Valen... Me ha pasado lo mismo que a vos y a Irene... revivir cada instante y recordar cómo nos sentíamos al principio, cómo aprendimos a convivir con una realidad distinta (que si bien no era la que esperábamos... nos llevó un tiempo descubrir que tampoco era tan imposible de disfrutar!).
Todos vivimos un duelo, a algunos les llevó más tiempo que a otros, pero una vez que hacemos el clik, solo disfrutamos de nuestros hijos y luchamos junto a ellos!
Te mando un beso grande!!!!!! y a Brunito muchos abrazos y mimos!!!
Fabi
(volviendo a la realidad luego de las vacaciones)

Familia Morales Cortes dijo...

Siempre leo tu blog. Llegué a él a través de Sonia. No conocía bien la historia de Bruno, pero entiendo muy bien lo que escribes del día cero. Pero lo que más me gustó de tu post fue el último párrafo que pusiste. Yo tambipen me impacté con el caso de Emma. Pero tengo el presentimiento de que todo va a salir bien, sin secuelas. Pero sí no fuese así, estoy segura que ellos podrán disfrutar de abrazarla, de sus rabietas, de sus olores igual como lo haces tu con tu Bruno porque está aquí y sigue viva y ese regalo cualquier padre lo sabe apreciar. Ellos estarán bien, porque su hija es hermosa y especial, igual que tu hijo. Igual que todos los niños del mundo.

Mami dijo...

Esperemos que Emma evolucione bien...
Sabemos lo angustiante que es la incetidumbre del ¿que pasará?... ya lo hemos pasado... es horrible, cuando llega la hora cero solo hay dos opciones: "tomar al toro por los cuernos" como se dice aqui... o cerrarnos completamente a aceptarlo...Creo que tanto uds como nosotros "tomamos el toro por los cuernos"... y nuestros enanos van para adelante...

Un abrazo...