lunes, junio 06, 2011

Gato por liebre

Quisiera estar contenta por recibir la ayuda técnica que pedimos hace 1 año a SENADIS, una silla de ruedas muy pro y una silla de baño maravillosa. Quisiera que los organismos públicos si funcionaran....pero no podía ser todo tan perfecto, tenia que ser difícil. 1 año súper esperanzados en que recibiríamos lo que tanto costó pedir en formularios engorrosos de llenar (hasta el pobre medico tuvo que sucumbir ante mis exigencias). El tener una segunda silla, aunque suene exagerado, facilitaría los esfuerzos que debo hacer a diario en subir y bajar la silla del auto aparte de las veces que tomo a Bruno en brazos para las transferencias. Mi cadera tiene un daño, aparentemente estructural, y la cosa va de mal en peor. Y ni hablar de las otras partes del cuerpo, constantemente contracturadas desde hace años...

Cuento corto, SENADIS aprobó la silla de baño: bien! Pero con la silla de ruedas estamos re mal. Ellos determinaron que la silla que necesita Bruno es una silla neurológica, la típica silla con cabezales...como fue su primera silla. Si bien se pidió un coche neurológico, son muy distintos.... La solicitada es importada ($precio aprox. $1.300.000), replegable, con sujeciones simples y funcionales. La que nos llegaría es nacional (precio aprox. $500.000) , calidad muy inferior, no sirve al tener cabezales, hay que hacer adaptaciones y mas encima FEA.  No se, pero la estética si me importa.

Que decepción, hicimos de todo para que en el tramite se entendiera que tipo de silla necesita Bruno, adjuntamos cotizaciones , especificaciones técnicas...pero alguien hizo mal su pega o recortaron los presupuestos. Lo mas raro es que a muchos niños les entregan la silla super pro, es como algo comun. No se que pasó esta vez..El resultado de todo esto, es que rechazamos el producto y que debemos REPOSTULAR. Ja! El viernes después de dar mis explicaciones técnicas a un señor de SENADIS, dejó la ventana abierta para ver si se podía anular la orden de compra y que el proveedor sea cambiado. Pero hoy el mismo fue quien dijo que no era posible.

Que gasto de recursos y de tiempo, al mas puro estilo chileno....gato por liebre.

5 comentarios:

Cristina dijo...

Ufff...esto de las ayudas és caotico,del tipo que sea,les cuesta y les cuesta entender que cuando solicitamos una ayuda és porque se necesita y se necesita tal como la solicitamos y rápido...és increible.Lo siento,de veras,espero que solucioneis el tema,ya nos contarás.Un abrazo.

Anónimo dijo...

PLW! y para que dicen que se puede elegir, si cuando llega la hora te dan lo que quieren.
Me imagino tu decepción, que mal, osea que las ayudas sociales siempre serán lo más básico de lo básico...

Elizabeth

Pamela dijo...

Qué pena!!!! Después de todo el tiempo y los trámites, pareciera que les da lo mismo!

Fabi dijo...

Qué decirte Pilar...!!!
Lamento tantas esperanzas!!! Tantos sueños justificados invertidos!!! Lamento que siga siendo "gato por liebre"...
Aquí en Argentina se resuelve con un abogado y un "Recurso de Ampara", en donde se especifica que el niño debe recibir lo que el médico indica y no similares... Pero no se si sea posible allí...
Te mando un abrazo enorme!!!!!
Me alegra saber que estás con los preparativos de la casa nueva y que todo marche bien!!!
Saludos!
Fabi

mariagloria dijo...

Ojalá te den pronto y soluciones el problema, aqui tambien todo cuesta, besos