viernes, diciembre 07, 2007

La llegada de Renato





Ya tenemos novedades! Renato llegó el 29 de noviembre a las 13.29 pm. Pesó 2.470 kgs, pequeño para su edad gestacional (37 semanas), y midió 47,5 cms. El parto fue espontáneo luego de la inducción programada, poco dolor en general. En resumen, restando los nervios y la preocupación de pasar por un embarazo y parto de alto riesgo por los problemas de coagulación sanguínea (trombofilia), el parto fue una experiencia muy sanadora para nosotros. La sala de preparto y parto eran la misma, es decir una sala muy cómoda que se convertía en pabellón al momento de ser necesario. Al nacer Renato, lo primero que hizo el neonatólogo fue ponerlo en mi pecho en contacto directo piel con piel. Así estuvimos mucho rato. Luego, al lado de mi cama habia una para él donde el neonatólogo lo revisó. El parto en si esta orientado al apego temprano, cosa que no tuvimos con Bruno como se podrán imaginar. Por lo mismo, no puedo explicar la tremenda emoción que sentí, al escucharlo llorar apenas nació, el tenerlo en mis brazos  recién salido de la guatita, su olor, sus ojitos cuando los abrió....
Agradezco a dios y al equipo medico que nos acompaño por esta hermosa experiencia. Hubo si un detalle que pudo ser peor...habían nudos en el cordón, nudos que tal vez expliquen las contracciones de la noche anterior y el bajo peso de Renato. No hay como saber en que momento se formaron. Pero mejor no ahondar en eso, no quiero pensar en lo que pudo haber pasado.
La estadía en la clínica fue intensa...yo que pensaba que iba a dormir esos días, no fue así. En la clínica, todo orientado al apego madre-hijo, las auxiliares me lo traían a la habitación cada vez que lloraba y pedia leche. En otras clínicas a los bebes les dan agua con azúcar para que no molesten a sus mamitas en la noche y estas puedan descansar. Ahora , aunque fue agotador que lo trajeran cada 1 o 2 horas (es algo hambrient0...), fue lo mejor. El apego madre-hijo es esencial los primeros días sobre todo, y para mi algo muy sanador como explique antes.
Bruno fue a verme al segundo día después de nacer Renato. Llegó en su silla de ruedas, con un tremendo ramo de flores en sus brazos, con sus lentes, maravilloso! Se puso re contento cuando me vio, lo abracé, lo toqué. Luego le presentamos a su hermanito, atinó a reirse, a juntar sus manitos algo nervioso. Estaba contento mi niño sol y fue emocionante estar los 4 juntos por primera vez. 
Ahora ya estamos en la casa, mas tranquilos, normalizando mas los horarios (por lo menos de noche pide leche cada 3 horas y algo duermo...). Estamos muy felices, me siento plena con mis dos niños, los amo como nada en el mundo. Renato era lo que faltaba en esta familia.

4 comentarios:

Da y Fa dijo...

FELICITACIONES!!!!!!!!!!
Realmente me emocionó mucho el relato, se nota tu carga emotiva!
Cuánto me alegro que hayan podido disfrutar del parto y que haya sido una experiencia sanadora! Realmente me alegro!
Renato es hermoso!!! Chiquitito pero largo! Y a Bruno se lo ve feliz en la foto, debe haber sido raro para él no verte 1 ó 2 días, no?
Bueno, ahora a descansar y disfrutar, los primeros meses son agotadores!!!
Cariños, Fabi

Mamá Terapeuta dijo...

También me emocioné mucho con tu relato.

Me alegro mucho por los cuatro, son una familia maravillosa.

Pilifo dijo...

Gracias a las dos por sus comentarios, siempre son un constante apoyo.
Un abrazo.

Dani y Fabi dijo...

Hola!!!!!!
Supe a través de mamá terapeuta que estás disfrutando mucho de los 2 solcitos que tenés en casa!!!
Te felicito y te adelanto un gran deseo de que termines el 2007 con mucha buena onda y comiences el 2008 mucho mejor!!! Porque estoy segura que va a estar lleno de sorpresas positivas!!!!
Ojo!: no te tomes todo el alcohol de las fiestas... que estás amamantando a Renato! jajaja! Pero brindá y festejá!!!!
Muchos besos
Fabi