martes, septiembre 08, 2009

Extraño desvelo


Hace varios días que no escribo, acomodando la rutina después del viaje. La verdad que las mini vacaciones que tuvimos en Buenos Aires trajeron eso, buenos aires y renovación interna. Me hizo bien viajar, en todo sentido. Tras la vuelta, decidí tomar ciertas cosas de otra manera, como jugar más con mis hijos y no obligarme a hacer cosas sin ganas. Hacer las cosas de buena manera, con ganas y mejor.

Pero parece que este viaje no solo me hizo bien a mi.
El domingo pasó algo que nunca había pasado. Después de un día ajetreado con asado familiar en nuestra casa, muchos niños y alboroto feliz, Bruno se durmió a las 5 de la mañana. Plop. Estaba sobre excitado, feliz, hablador, juguetón...a esas horas. Y yo a su lado vigilando. Estábamos tan extrañados y hasta asustados. Eso no es para nada usual en Bruno, todo lo contrario...distinto a muchos niños con trastornos neurológicos, Bruno siempre ha dormido de maravilla y sin interrupciones.

Que era esto entonces?? Al otro día durmió hasta las 11 am, es decir solo 6 horas, sin signos de irritabilidad o falta de sueño. Y desde ese día, ha estado demasiado feliz, poco reclamon, juguetón, mas hablador y comunicativo. Temía que el desvelo se repitiera, pero la segunda noche se durmió solito pasadas las 23 horas.

Siempre he querido encontrar explicaciones a todas las cosas que nos pasan con Bruno. Creo que el desvelo se debe a un exceso de energía por el alboroto del asado. Y el cambio de actitud, no sé, tal vez una suma de cosas positivas.

Solo esperamos que esto se mantenga! Bruno feliz, todos felices...nuestro motor...

2 comentarios:

yoly dijo...

Hola! Disfruta de sus cambios porque son buenos,todos los días te va a sorprender con algo nuevo.
felicidades por estas noticias.
Besos

Andrea dijo...

YA VERÁS QUE SI!!! CON SUS DIAS BUENOS O NO TAN BUENOS.. PERO TODO TRABAJO TIENE SU FRUTO!!

BESOS PARA TODOS USTEDES!