lunes, diciembre 22, 2008

Reflexiones de fin de año

Se nos va el año y vienen los balances inevitables. Miro como ha sido este año que se nos va. Sumando, restando, solo puedo decir que somos MAS FELICES QUE NUNCA. Ha sido un año de mucho trabajo en varios aspectos, y felizmente agotador. Ahora tenemos a Renato que es un loco muy inquieto, un remolino de energia impresionante. Ha sido una nueva y sanadora experiencia como padres, una inyección de energia diaria. Y que decir de Bruno, cada día sorprendiendonos, enseñandonos tantas cosas. Nuestras dos maravillas...

Fue un año de tomar decisiones importantisimas en varios aspectos, pero sobretodo en la rehabilitación de Bruno. En un momento que estabamos en una inercia, algo que se veia eterno y sin mayores cambios positivos, mas bien la constante incertidumbre y el miedo al futuro. Ahora eso es tan lejano, menos mal! Nuestro primer viaje a B. Aires es un hito en nuestra vida, un giro maravilloso. Es como tomar por fin las riendas de la rehabilitación, sin dudas ni remordimientos, sino con una exquisita y tranquilizadora confianza en que todo ira bien. Ahora el cansancio es solo fisico, se acabaron las agotadoras preguntas sin respuesta, el ir y venir sin un rumbo muy claro, la desesperanza.

Puedo decir que la parálisis de Bruno no nos ha paralizado como familia, al contrario, nos mueve día a día. Es un motor de vida para todos aqui. Y lo mas importante es que SI podemos ser felices, y tal vez lo seamos mas que tantas familias aparentemente perfectas. y con hijos al 100%, como decimos a modo de chiste. Eso lo veo a mi alrededor, lo percibo. Vivimos una especie de realidad paralela que te abre los ojos a lo que realmente vale la pena vivir, y creo que me he acostumbrado tanto a este mundito que hemos construido a lagrimas y alegrias que no sabria que hacer si las cosas no fueran como han sido y como son.

Que mas puedo decir, se va este año con un balance muy positivo y comienza un 2009 cargado con nuevas emociones, como nuestro 2do. entrenamiento de ABR en Buenos Aires que parte el 17 de enero y del cual poco he contado en este blog. Tal vez no escriba hasta el proximo año. Hay mucho trabajo con los niños, hay que hacer MUCHO ABR para llegar a nuestra meta, etc...Solo puedo agregar que les deseo a todos una muy FELIZ NAVIDAD y un NUEVO AÑO que traiga mucha buena energía, salud y amor para todos. Y los niños, los niños protagonistas de este y tantos blogs, un enorme beso para ellos que son nuestras maravillas y nuestros motores de vida.

Nota de ultimo momento:
Hace un par de horas llegamos del acto de fin de año del jardin. Bruno estuvo especialmente feliz en todo momento con su disfraz de duende. Todo estuvo muy producido por las tías y ldebo decir que las mamás nos esmeramos mucho con los disfraces! Pero voy a rescatar dos cosas epeciales: las palabras de la tia Karen, que ademas nos deja para formar su propio jardin. Con mucha emoción nos abrazamos y me expresó que haber conocido a Bruno fue sin duda algo muy especial y que esta experiencia le enseñó mucho. Y lo segundo, fui abordada por una mamá que no conocía y me dijo que es impresionante lo que Bruno ha cambiado. Ella se acuerda de Bruno hace varios meses como un niño mas bien con la mirada en otra parte. Y se emocionó cuando dias atras ella lo saludó y Bruno le ragaló su mejor sonrisa, muy conectado. Me felicitó, emocionada abrazaba a Bruno...en fin. Es maravilloso que alguien mas lejano de diga eso. Y yo no dudé en hablar de la dieta, de la terapia floral y esas cosas. Soy aun mas feliz.




3 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad es que tus palabras expresan muy bien lo que resumiendo ha sido este 2008, solo agregar que cada dia nos levantamos a elevarnos mas y mas por este viaje y de pasada aprender a ser pades, a ser espejos que nuestros hijos reflejen, y a tratar de ser tranquilamente felices...

Neil, papá de Bruno

mi campeona dijo...

Linda familia, lindos niños y muy lindas reflexiones, que tengan un nuevo años lleno de cosas buenas, y que la ilusión no falte.

Claudia Patricia dijo...

Que reflexion tan bonita, sobre todo llena de sinceridad y positivismo. Bruno esta precioso de duende, tienes unos hijos divinos¡¡¡¡¡ nosotros ya estamos en camino de sentir que podemos ser felices, aqui en casa no ha sido facil desprendernos de ciertas sueño preconcebidos, pero hemos logrado de disfrutar la navidad con nuestra niña, como ella es, con su sonrrisa y ternura sin fin. Bueno, mil felicidades yq ue el 2009 siga trayendo consigo mas bendiciones.